Jesús Moncho Pascual

My health in Spain has been a lot better

   “Mi salud en España ha mejorado bastante”, decía el residente británico Trevor Prior (The Post, May  8, 2013), quien ha llevado a cabo una encuesta entre sus compatriotas en la Costa Blanca para cerciorarse de que estos parajes son los más apropiados para vivir bien . “I am sure it’s the Mediterranean diet”, afirma todo seguro. Y no se queda él solo en la soflama positiva, porque la embajada británica colgó en su web que el sistema español de sanidad tiene más coberturas que un seguro privado y, además, no discrimina; y aconseja empadronarse para pagar menos impuestos locales y tener más beneficios y servicios sociales. Esto es Jauja. Ya solo falta que alguien venda sol a porrillo.

   Ya puestos, la Generalitat Valenciana, que recibe al año más de 100.000 turistas británicos, presenta su propia normativa para dichos visitantes, que, pagando 90 euros al mes (cifra inferior al coste de un seguro), pueden disponer de todo nuestro sistema público de salud. Según el sindicato médico CESM, lo más demandado por estos son las operaciones de cataratas y las prótesis, intervenciones que no están cubiertas en la mayoría de los estados europeos.

Los turistas norteamericanos, esos tan ricos y siempre con cara de circunstancias, despliegan otra táctica (dice mi hija, que trabaja en el puerto de Barcelona). Se quejan constantemente. De todo. Y eso se traduce para ellos, al regreso del viaje, en un descuento o bajada del precio del paquete vacacional. De lo contrario amenazan con juicios. Es lo que tiene el modo de vida americano.

Bueno, la Embajada Británica, ante las observaciones de las autoridades españoles por lo de su web, replicó recordando que los turistas británicos representan el 24% del total del turismo español, y que esto dicho en euros alcanza un montante de alrededor de 10.000 millones de euros al año. Cifra nada despreciable. Quizá estaban insinuando: a callar tocan…

Un poco de seriedad, señores; está bien que no aprendan castellano y digan a todas horas “sorry” (por lo de su reputada educación, a pesar de algún tabloide sensacionalista que raja de Benidorm), pero reconocer que somos buenos anfitriones y nos portamos bien, no estaría de más, aparte de halagar nuestro ego, como lo hace el señor residente en la Costa Blanca, Trevor Prior, quien prosigue “it was 2.300 E a year more expensive to live in the United Kingdom compared to Spain”. O sea, encima, somos mucho más baratos.

Pues, lo dicho. Viva en España… pero cotice. Y hable bien. Eso no cuesta nada.

Jesús Moncho      

Publicat el 19 maig 2013

© Jesús Moncho Pascual. Tots els drets reservats.

Disseny web i allotjament de Clave de Web.

WP SlimStat