Jesús Moncho Pascual

Pájaros en la cabeza

   ”Load up on guns, bring your friends, it’s fun to lose and to pretend/carga las pistolas, trae los amigos, es divertido perder y fingir“, nosThe Dreame. Pajaros en la Cabeza. Raul Guerra 2018 – Haven Gallery decía el rey de los años 90, el Peter Pan eterno, que se negaba a crecer o ser del mundo de los adultos. Load up on guns/carga las pistolas. ¡Madre mía!

   Se puede hacer lo que uno quiera, pero hemos de tener en cuenta que “las pistolas” implican un objetivo, un destinatario de las balas. Esperemos que sean los demonios y las pesadillas, los destinatarios. It’s fun to lose and to pretend/es divertido perder y fingir. Si el 45% de los jóvenes no tenía horizonte, no había trabajo para ellos, claro que perdían, y fingir sería resignarse, ir al bar a tomarnos una cerveza tal como dice la Ayuso. ¡Vaya, qué remedio!, la solución más a mano, o mejor, la más tranquila. Bring your friends/trae los amigos. Es divertido perder y fingir.

   Parece que este era el mundo de buena parte de una juventud sin horizonte, después de haber descubierto el pantalón por debajo del ombligo mostrando los calzoncillos o la barba de tres o cuatro días en la cara, en la crisis de los años 90. La juventud se quedó en casa, no quería revueltas ni revoluciones. Paga papá. Nirvana de Kurt Kobain, Red Hot Chilli Peppers, Green Day o Metallica, eran los ídolos, sin olvidarnos de Miguel Bosé. ¿Porqué confrontar o enfrentar los problemas? NI hippies de los 60, ni antifranquistas de los 70, ni movilizados en la “movida” de los 80, ni nada de nada…

   Soñar truchas, levantar castillos en el aire, o tener pájaros en la cabeza… De esta manera, las distintas generaciones, unos a otros se podían calificar recíprocamente. Y, mira por donde, hoy vuelve a haber alrededor de un 45% de desempleo juvenil. Hoy viene como anillo al dedo la Ayuso. ¡Todos al bar!… O, por el contrario, confrontar los problemas. ¿Qué hacemos?… Sea lo que sea, ¡qué fuerte!

   Cualquier cosa menos “Zitti e Buoni/calladitos y mansos“, nos dicen los italianos ganadores de la útima Eurovisión 2021. “Te levantarás de tu olvido, y no hay viento que haga paradas“. Fuerza. Como la que desplegó el grupo italiano sobre el escenario de la desamada Eurovisión. Ellos venían de haber sido cantantes por las calles y metros. Todavía queda esperanza.

   ¡Claro!, la juventud no puede por sí misma superar problemas crónicos de nuestra sociedad y economía, pero sí puede empujar a intentar cambiar el modelo económico, y fomentar el dejar de competir internacionalmente aprovechando ventajas de bajos salarios o bajos costes en lo de siempre (casi todo un bar, casi todo turismo, sólo construcción…). La actual preparación y formación de nuestros jóvenes (las mejores generaciones de nuestra Historia) los debe facultar, y nos debe animar, a la producción de bienes y servicios de alto valor añadido, basados ??en la creatividad, conocimiento, innovación y productividad. Estamos en la era de la transformación tecnológica, siempre que el empresariado tome la iniciativa y las Administraciones acompañen. Sí. Se acabó eso de tener “pájaros en la cabeza”.

Jesús Moncho

Publicat el 4 juny 2021

© Jesús Moncho Pascual. Tots els drets reservats.

Disseny web i allotjament de Clave de Web.

WP SlimStat